Noticias

La Monumental Plaza de Toros Artesanal de Tizimín, Yucatán y la Plaza Monumental de Toros “La Petatera” en Villa de Álvarez, Colima.

Ambas plazas construidas de manera artesanal con materiales perecederos de la región, por los concesionarios conocidos como palqueros, en un tiempo récord y exclusivamente para la fiesta patronal. De 60 metros de diámetro para albergar a unas 5 mil personas.

En Villa de Álvarez, Colima se construye para celebrar a San Felipe de Jesús el 5 de febrero; y la de Tizimín, Yucatán para celebrar a Tres Reyes Magos el 6 de Enero. Se les atribuye más de 150 años de tradición y son al mismo tiempo las más antiguas y las más nuevas, pues se construyen cada año.

Ambas plazas construidas de manera artesanal con materiales perecederos de la región, por los concesionarios conocidos como palqueros, en un tiempo récord y exclusivamente para la fiesta patronal. De 60 metros de diámetro para albergar a unas 5 mil personas.

En Villa de Álvarez, Colima se construye para celebrar a San Felipe de Jesús el 5 de febrero; y la de Tizimín, Yucatán para celebrar a Tres Reyes Magos el 6 de Enero. Se les atribuye más de 150 años de tradición y son al mismo tiempo las más antiguas y las más nuevas, pues se construyen cada año.

La estructura de la plaza “La Petatera” tiene como principal material la madera y es reafirmada con ixtle, fibra textil procedente del maguey, así como sogas y clavos, y está forrada con petates, una especie de alfombra entretejida a base de palma. Montarla se requiere unas seis semanas y el trabajo de 40 personas. Se construye con 70 tablados (una composición de tablas que conforman un palco), 68 de los cuales son propiedad de las personas que cada año participan en la fiesta, y dos son del Ayuntamiento.

Las personas ponen “su madera y su mano de obra y cada una construye su tablado o palco”. La plaza “La Petatera” fue designada Monumento Artístico Nacional por el INAH en el mes de diciembre de 2007; y forma parte del Inventario del Patrimonio Cultural Inmaterial de México de CONACULTA. En julio de 2013 fue declarada Patrimonio Cultural del Estado de Colima. Cada “tabladero” o concesionario de una sección debe aportar 7 horcones, 9 latas, 56 escuadras, 7 estribos, 7 tablas, 2 tarimas y 16 polines, todo en madera de diversas especies, así como 36 petates, soga, ixtle, otate o bambú, clavos y alcayatas.

La estructura de la Plaza de Toros Artesanal Monumental de Tizimín se construye con maderas de la región de diferentes variedades y tamaños. Se amarra con puro bejuco de monte que al secar le da la firmeza necesaria para durar muchos años, al estilo de las casas mayas. A diferencia de “la petatera” no tiene graderío, pero si tres pisos de alto en los que se colocan las sillas para los espectadores.

A la orilla del segundo y tercer piso se le coloca una madera gruesa para sentarse, que se conoce como “baranda”, que es muy solicitada por los jóvenes, para estar más cerca del espectáculo. La construcción corre a cargo de cada uno de los 60 “palqueros” concesionarios que se han transferido esa tarea de padres a hijos durante más de 150 años. La cubierta es a base de pura palma de huano verde recién cortado, para evitar incendios por la cantidad de voladores que diariamente se revientan en cada corrida de toros.

La protección que separa al toro de los espectadores está hecha a base de maderas delgadas y peladas que se conocen como “jiles” que van amarrados y tejidos en celosía con soga hecha a base de fibra de henequén. En la parte exterior del redondel se colocan las escaleras hechas de madera de la región fijados los escalones con tornillos o clavos de gran tamaño.

Dos Construcciones Monumentales Artesanales de México que tienen más de 150 años, una en colima (La Petatera) que ya tiene sendos reconocimientos por parte del INAH, CONACULTA, y el Gobierno del Estado de Colima; la otra la de TIZIMÍN en Yucatán poco conocida más allá de la región, pero que conserva intacta su condición tradicional artesanal.

La Plaza Monumental Artesanal de Tizimín, Yucatán es una maravilla que merece ser distinguida como Monumento Artístico Nacional por el INAH, formar parte del Inventario del Patrimonio Cultural Inmaterial de México de CONACULTA, y ser declarada como Patrimonio Cultural del Estado de Yucatán al igual que la fiesta dedicada a los Reyes Magos de Tizimín.

(Prof. Hugo Rodríguez Núñez. Secretario de PRODETUR. Tizimín, Yucatán 21 de octubre de 2015)

A %d blogueros les gusta esto: