Noticias

¿Fiesta Tradicional de Reyes? o ¿Expo Feria Tizimín?

Considero justo y pertinente, en beneficio de los habitantes del municipio, poner fin al debate por la ubicación física de los festejos tradicionales dedicados a los santos patronos de Tizimín. Ya son muchas las voces discordantes y mucho el papel y tinta vertidos en este asunto, sin llegar a acuerdos que permitan conciliar intereses de los distintos sectores involucrados en esta celebración. Mis mejores deseos son contribuir en algo a dar luz, acerca de este asunto, y que prive la sensatez en beneficio de la mayoría, por encima de los intereses particulares o de grupo.

¿Fiesta Tradicional de Reyes? o ¿Expo Feria Tizimín? (Primera parte)

¿Fiesta Tradicional de Reyes? o ¿Expo Feria Tizimín?

0bdf9-img_3727Considero justo y pertinente, en beneficio de los habitantes del municipio, poner fin al debate por la ubicación física de los festejos tradicionales dedicados a los santos patronos de Tizimín. Ya son muchas las voces discordantes y mucho el papel y tinta vertidos en este asunto, sin llegar a acuerdos que permitan conciliar intereses de los distintos sectores involucrados en esta celebración. Mis mejores deseos son contribuir en algo a dar luz, acerca de este asunto, y que prive la sensatez en beneficio de la mayoría, por encima de los intereses particulares o de grupo.

 

Feria de Reyes tizimin 2015 resumen-041La tesis que sostengo es que a pesar de confluir en el tiempo y en el espacio la tradicional celebración religiosa dedicada a los Reyes Magos (fiesta) patronos de Tizimín, y la exposición ganadera (feria) son hasta cierto punto excluyentes en esencia. Veamos porqué:

La palabra fiesta, proviene del latín festa, pl. de festum, cuyos significados son: día que la Iglesia celebra con mayor solemnidad que otros. / Solemnidad con que se celebra la memoria de un santo. / Diversión o regocijo. / Regocijo dispuesto para que el pueblo se recree. / Reunión de gente para celebrar algún suceso, o simplemente para divertirse. (Diccionario de la real academia española de la lengua).

Feria de Reyes tizimin 2015 resumen-052

Desde sus inicios la iglesia ha sido la organizadora de las festividades religiosas que básicamente han consistido en lo siguiente: Comienzan el 28 de diciembre con la “bajada” de las imágenes para ser instaladas en una tarima en la que permanecen durante los festejos, al frente del altar mayor. Este acto es realizado por los “custodios” de los Reyes, Se oficia una solemne misa. Se forman pasillos en el templo en los que se forma la columna de peregrinos que acuden al recinto. En los días de mayor afluencia de peregrinos (5, 6 y 7 de enero) esa columna pasa por todos los pasillos y sale por la puerta principal, cruzando el atrio para continuar por el parque, el que en ocasiones es rodeado por larga fila de peregrinos.

El 8 de enero se realiza la solemne procesión alrededor del parque principal, siendo ésta la última jornada de los festejos religiosos. En el atrio de la iglesia se vende velas, ruda, imágenes y demás artículos para la ocasión. Es costumbre que los peregrinos al pasar frente a los Reyes Magos los froten con la ruda y depositen en ocasiones alguna ofrenda como promesa por algún favor recibido, o para pedir su bendición. En el atrio a un costado de la iglesia existe un lugar destinado ex profeso para que los peregrinos enciendan sus velas. Las velas deben de ser mínimo tres.

Los gremios y procesiones son otra de las tradiciones religiosas que le dan vida a esta festividad. Muchos de ellos tienen de 50 a 100 años de existencia y se han ido pasando de generación en generación. Muchos de ellos están conformados por personas de diferentes estados y municipios quienes son fieles devotos de los reyes. Los gremios tienen por sede la casa de algún vecino, están bien organizados, poseen sus estandartes, y se cooperan para celebrar su velación, la procesión a la iglesia, y la comida que casi siempre consiste en el tradicional relleno negro –lo tradicional es en “pib”- cochinita pibil, o ambas cosas. Además durante la noche se acostumbra comer tamales horneados o colados, acompañados del rico atole nuevo o chocolate. Es común que durante el día o la noche se baile con música viva, y consuma cerveza.

Los peregrinos tienen la oportunidad de participar en las solemnes misas que se ofician en el santuario de Reyes, con lo cual reafirman su devoción y cumplen su promesa a los patronos tizimileños.

De tiempo atrás los devotos de los Reyes Magos venían a realizar sus promesas a caballo, bolanes, truc´s, y ferrocarril. Se calculaba que la población se incrementaba en un 50 % con los peregrinos. Algunos regresaban el mismo día, pero otros pernoctaban en Tizimín. En algunas casas y solares se les brindaba posada durante su estancia en la ciudad, y era común ver hamacas colgadas entre árbol y árbol. Hasta hace algunos años era común observar como peregrinos pasaban la noche acostados en el piso del palacio municipal.

Durante los principales días se cuenta que el ferrocarril llegaba literalmente rebosando de peregrinos. Actualmente se incrementan las llegadas y salidas de autobuses de las dos terminales, con destino a Mérida y al vecino estado de Quintana Roo, donde laboran o residen cientos de tizimileños, que durante esas fechas visitan a familiares y aprovechan para casarse o bautizar a alguno de sus hijos.

Actualmente son cientos de peregrinos los que acuden en excursiones organizadas exclusivamente para acudir a las festividades de los reyes magos y cumplir en la mayoría de los casos con una promesa. Por las calles se observan infinidad de vehículos particulares donde se trasladan familias enteras. Es común también ver a las familias comer en sus vehículos estacionados por las calles aledañas al Parque Zoológico de la Reyna.

Lo profano ha estado a cargo de la autoridad municipal en turno. Básicamente consiste en lo siguiente:

El primer domingo de noviembre se realiza el tradicional CONVITE. Acto en el cual las autoridades municipales acompañadas por numerosos vecinos visitan a los 10 diputados de la fiesta hasta su domicilio, para invitarlos y pedir su consentimiento y apoyo para celebrar las festividades de los santos patronos. Todos vestidos con el traje regional de Yucatán (ternos, huipiles, guayaberas o filipinas, sombreros y rebozos, paliacates rojos, alpargatas chillonas, etc.) acompañados de una charanga, bailando jarana, y reventando voladores, desfilan por las calles como preludio de la festividad.

En la casa de cada DIPUTADO DE LA FIESTA se baila, toma y come sabroso. Cada diputado se encarga de organizar un baile y una corrida de toros. Con la utilidad que obtiene costea los gastos que realiza durante la celebración. De casa de cada diputado, el día que le toca como velación, en horas de la madrugada sale lo que se conoce como “nona”, que es cuando los vecinos que acudieron a la casa, acompañados de charanga, jaraneros, y reventando voladores se dirigen a la plaza de toros donde rodean el interior al ritmo de la jarana. Este mismo acto se realiza todos los días antes de iniciar la corrida de toros y después de concluir. A esto se le conoce como “coronar la plaza”.

Según gente conocedora de la historia del municipio y por transmisión oral, en realidad son nueve los diputados de la fiesta, pues el décimo diputado es el custodio de los reyes y no tiene corrida de toros. El custodio y sus ayudantes, custodios también, son los responsables de la bajada y subida de los reyes y su traslado en las procesiones.

Nos comentaron además que eran nueve corridas de toros –de ahí el término “nona” que hace alusión al número nueve de las novenas- porque el día 3 de enero no se realizaba corrida de toros, desde que se decretó día de duelo en el estado, por el asesinato del gobernador Felipe Carrillo Puerto. Actualmente el 3 de enero se realiza una corrida de “postín” con toros de lidia.

Los 60 “PALQUEROS” -responsables de construir el coso taurino- están organizados en una unión, y se encargan de todo lo relacionado con las corridas de toros. El COSO TAURINO es construido con madera y huano de la región, y llama la atención el diámetro (60 metros) y sus tres pisos de altura. Alberga 62 palcos. 60 de los palqueros y 2 del ayuntamiento. Sirve exclusivamente para los días de la fiesta tradicional durante la realización de las corridas de toros. Posteriormente se desbarata y es común que los palqueros rematen la madera y huano aún utilizable.

El día 30 de diciembre se celebra la TRADICIONAL ALBORADA, que es un baile jarana conocido comúnmente como vaquería. Al concluir la alborada los asistentes se dirigen a la plaza de toros para sembrar en su interior -a un costado- el tradicional CEIBO, que previamente han ubicado en el predio de algún vecino.

Se realiza otro baile jarana (vaquería) conocido como VENTA DE VAQUERAS. En este baile lo tradicional es que una mujer jaranera es invitada a bailar por un varón durante unos compases de jarana, al término de los cuales le coloca su sombrero en la cabeza cediendo la mujer a otro bailador. Cuando termina la pieza de jarana cada bailador para que recupere su sombrero, tiene que otorgar un rescate a la mujer a cambio de su sombrero. Este baile se celebra el día 5 de enero de cada año. Sirve como preludio para la magna celebración cuyo día más importante es el 6 de enero.

Alrededor del parque lo tradicional ha sido -como en cada fiesta del pueblo- los tradicionales “caballitos” que posteriormente les hemos llamado “juegos mecánicos”, los puestos de baratijas, los puestos de dulces, y las artesanías.

Los venteros de ollas, cobertores, chamarras y ropa en general con sus características ofertas que pregona el merolico “en la compra de esta olla, le voy a dar esta otra y otra y otra más, solo por la cantidad de cien pesos, que digo cien pesos págueme solo la cantidad de ochenta pesos, y además le voy a dar de regalo un juego de cucharas, etc., etc.”

Al final de la fiesta es común que las amas de casa acompañadas de sus maridos acudan al supuesto remate de los venteros, que se realiza en tanto desmantelan sus puestos, y adquieran sus utensilios de cocina, artesanías o cobertores.

El tiro al blanco, las canicas, los dardos para reventar 3 globos a cambio de un premio, la lotería tradicional, donde los jugadores escogen sus cartillas y sus semillas de maíz para apuntar las figuras, que una a una va sacando el “cantador” dándole siempre un toque de humorismo a cada cantada, “la calaca flaca de la que todos huyen y nadie se escapa, la muerte”; “teporocho veinticuatro, el borracho” y así continua hasta que se escucha la voz del afortunado ganador ¡Aquí! ¡lotería! ¡lotería!

Otros son los dados para tirar y apostar contra la casa, depositando monedas en una cartilla que tiene pintado los números de las diferentes combinaciones misma que está fijada a la mesa.

El “chingo lingo” especie de lotería mexicana, la cual se juega con 9 dados de madera en cuyas caras tiene pegado las 54 figuras de la tradicional lotería mexicana, y una planilla en la mesa con las mismas figuras, recubiertas por un plástico o vidrio. Los jugadores apuestan una moneda sobre la figura de su preferencia, y el responsable del juego agita una caja de madera en la cual se encuentran los nueve dados. Si sale la figura apuntada por el jugador se le paga tres veces la cantidad que depositó.

Otro de los juegos que aglutinaba a gran cantidad de jóvenes son los futbolitos, ubicados a un costado del parque principal. Punto de reunión de grupos de jóvenes para ponerse de acuerdo y posteriormente acudir al baile, o a la disco.

Para los mayores no podía faltar la tradicional “Redina” (ruleta vertical) que cada año se instalaba en el centro de la ciudad, y cuyo responsable era el conocido “Sacalum” -por ser oriundo de ese municipio- aunque él y sus ayudantes venían de Espita. Aún recuerdo a los asiduos jugadores, algunos ya ausentes, que hasta horas de la madrugada se despedían, con la certeza de que al día siguiente ahí se volverían a encontrar.

No podemos dejar de mencionar los puestos de comida instalados en el espacio conocido como la “explanada del ex convento”. En ellos comían los innumerables peregrinos y no pocos tizimileños, pues más que la verdad, la comida era de lo mejor y más típico regional.

Se podía encontrar desde los tradicionales tacos de venado en salpicón –rábano, cilantro local, naranja agria y su punto de sal- que con el tiempo se fueron convirtiendo en tacos de “venado de cola larga” según la voz popular, que no era más que el pernil hervido y secado al carbón u horno. Aunque había más de un paisano que fueron unos verdaderos artistas en ese arte, pues lo preparaban en “pib”. Para hacer el “pib” se preparaba un agujero hecho en la tierra, en cuyo interior se colocaba la leña, y las piedras seleccionadas previamente. Se prendía, y cuando ya estaba el horno a punto y las piedras al rojo vivo se depositaba la carne de pernil de res –aunque cuentan algunos que si había, se mezclaba con carnero y venado para que agarrara el sabor- se tapaba el agujero con maderas, hojas de plátano o roble, se cubría de tierra, y encima de la tierra los tizones encendidos de la leña para ahuyentar a los perros u otros depredadores. Llamaba la atención la habilidad de los taqueros para deshebrar la carne en extremo delgada.

carte feria 2011

Otros guisos que no podían faltar son el “chocolomo” –caldo de carne de res aderezado con ajos y cebollas asadas, hojas de orégano y pimienta al gusto- lo tradicional es que sea la carne de los toros que se torean y matan en las corridas, debe ser una mezcla de hueso y carne de “tuchas” “pacnac” “pecho”, “vena”, “cinta” y hueso tierno, además de hígado, riñón, corazón, lengua y seso. Eso si, sin faltar al servir, la deliciosa salsa preparada con rábanos, cilantro local, y naranja agría, productos del campo que se pueden encontrar con las venteras que se encuentran a las afueras del coso taurino, a un costado de donde se expende la carne de res con los conocidos “chocolomeros”.

Otros guisos que se podían encontrar en el lugar son el mondongo “kabic”, el puchero, el frijol con puerco, el escabeche oriental, y el relleno negro, ampliamente conocidos por los lugareños. Además por las noches los tradicionales panuchos, salbutes y caldos de pavo.

Todo lo anterior se complementaba con los bailes que se realizaban en la Recreativa Popular los fines de semana y días principales de la fiesta; además de los bailes que se celebraban todos los días en la sala de fiestas Montejo, a un costado del parque Juárez, conocido popularmente con el nombre de “Jaranchac”.

Esta es nuestra fiesta tradicional, al menos lo que conocimos y vivimos los de mi generación y la que nuestros mayores nos han platicado. Sin duda hay mucho más.

Amable lector tus aportaciones son agradecidas de antemano. Si gustas escribe a mi correo electrónico tu aportación o sugerencia, o no dudes en contactarme.

® Todos los derechos reservados a: Hugo Rodríguez Núñez  email: sucilayu@gmail.com
A %d blogueros les gusta esto: